Consejos para reparar una urna de metacrilato

El metacrilato es un plástico rígido que se utiliza mucho para exponer los productos de una forma adecuada. Las urnas de metacrilato son bastante populares, pero en cualquier momento se puede presentar algún tipo de golpe que haga que la urna tenga una grieta y que se deba optar por la reparación de la misma.

Sin embargo, dependiendo del grosor de la grieta podrás hacer la reparación por tu cuenta o simplemente tendrás que cambiar tu expositor. Por esto te he preparado este post con algunos consejos prácticos para la reparación de estos elementos de metacrilato.

¿Cómo reparar una pieza de metacrilato?

A pesar de ser muy resistente, el metacrilato en cualquier momento puede partirse o astillarse, motivo por el cual, debes tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

El pegamento no sirve

Es muy importante tener en cuenta que el metacrilato no podrá ser reparado por medio de ningún pegamento tradicional. Esto debido a que los químicos que traen estos pegamentos harán que el metacrilato se rompa aún más, y no servirá de nada en absoluto.

El metacrilato se puede reparar únicamente mediante el proceso de pulido de la pieza, por lo tanto, si la pieza se parte esta no podrá ser reparada. Únicamente tienen reparación las grietas que sean pequeñas.

Utiliza flúor

Para la reparación del metacrilato necesitarás pasta de dientes con un alto contenido de flúor y unas lijas de las más delgadas que consigas. Se debe aplicar la pasta de dientes en la zona donde se requiere reparar la grieta, para que así este pueda disimularla de una forma bastante efectiva.

En este punto es importante no frotar fuera de la zona afectada porque se pueden producir daños por los químicos de la pasta de dientes. Una vez que se hace esto, se debe pasar la lija para emparejar la superficie y quedará la pieza como nueva.

¿Qué hacer si el daño es muy grande?

Puede que la pieza se haya roto o que tenga una grieta demasiado profunda, pero en estos casos la única solución es cambiar la pieza. El metacrilato es un material que no se puede pegar, motivo por el cual ante una rotura o un daño grande esta necesitará de un cambio.

Por este motivo, es aconsejable que se manipulen con mucho cuidado las piezas de metacrilato, porque así podrás tener los resultados esperados. Asegúrate de darles el uso correcto para evitar que se rompan y así tendrás siempre los resultados deseados.