El alternador y el regulador una pareja antigua

El sistema eléctrico está conformado por tres elementos, la tensión, la batería y el alternador, estos se encargan de proporcionar corriente a cualquier sistema que lo requiera.

El alternador al estar diseñado para transformar la energía mecánica en eléctrica para que el automóvil tenga un suministro constante durante la marcha necesita de un regulador, que gestione adecuadamente la corriente que este genera junto con la batería. Mientras van aumentando las revoluciones por minuto (RPM) también sube el voltaje del generador, que si no es controlado puede llegar literalmente a freír el sistema por completo.

¿Qué pasa si un regulador encuentra algo mal?

Cuando este se encuentra con un voltaje que se desvía del nivel predeterminado procede a aumentar o disminuir la cantidad de corriente que produce el alternador, para que vuelva al rango adecuado. Se dan casos en los que el alternador no trae instalado un regulador, situación en la que es conveniente que se instale uno interno.

Instalación de un regulador externo

No es un proceso muy difícil pero tampoco tan fácil, si se tiene facilidades para la mecánica, adelante. Si no es el caso, busque ayuda o lleve su coche con un profesional o al taller, a continuación explicamos el proceso:

Debe colocar el regulador lo más cerca posible del alternador. Puede fijarlo en el soporte superior o lateral del alternador. Con una llave suelte la tuerca de la abrazadera y coloque los soportes, del regulador y el alternador, en línea. Sujete de nuevo la abrazadera.

En el alternador ubique el terminal donde se enchufa el cable del regulador y conéctelos hasta escuchar un “clic”. Usualmente vienen en la parte trasera y de plástico.

Los reguladores de voltaje son pre-cableados y en los extremos de estos traen un tapón plástico, una vez conectados tire suavemente de ellos para cerciorarse de que están seguros.

Hay varios tipos de reguladores, de los cuales algunos ya han casi desaparecido, como el caso de los electromagnéticos, que aún se encuentra pero solo en coches antiguos y quizá los recambios se ubiquen en ciertos desguaces. En la actualidad la mayoría de los vehículos los tienen electrónicos cuando los alternadores son trifásicos.

Si ante una de estas averías decide venderlo a un desguace pero no conoce un buen lugar visite http://www.cochesparadesguace.com/,  donde además de tramitarle la baja del coche sin coste alguno, más bien obtendrá una jugosa tasación y en la mayoría de los casos ofrecen servicio de grúa.