Importancia de instalar cerraduras anti-bumping

Las cerraduras antirrobo son cada vez más demandadas por los ciudadanos de Valencia, esto se debe a la creciente ola de robos a las viviendas que se ha percibido en la región luego del verano. La técnica más empleada para lograr estos delitos es el bumping.

Este método consta de la utilización de una llave alterada estructuralmente, manipulada para lograr abrir cualquier tipo de cilindro de una cerradura tradicional. De esta manera se lograr ingresar a las viviendas sin aplicar gran esfuerzo físico, y sin causar daños en la cerraduras.

En este sentido es considerado como una alternativa factible el hecho de que cada vez más personas deseen instalar cerraduras anti-bumping en Valencia, sin importar el tipi de edificación o vivienda.

¿Cómo se realiza la instalación de cerraduras antirrobo?

El cambio de una cerradura tradicional a una antibumping se realiza de forma muy sencilla, esta es una tarea que no requiere ser un profesional para hacerla; por lo que es posible hacerla en casa. Sin embargo, el propio cambio de una cerradura no garantiza la seguridad absoluta de la vivienda.

Además de instalar cerraduras anti-bumping, para un sistema óptimo de seguridad en la vivienda es imprescindible recurrir a sistemas antipalanca, antiextracción y sistema de alarmas.

Para la colocación de una cerradura antirrobo en lugar de una cerradura tradicional, en primer lugar se debe contra con herramientas tan sencillas como un destornillador de estrella, y uno plano. Ambos se emplearan para desatornillar la cerradura antigua, y colocar la nueva.

Luego de realizar lo anterior es imprescindible verificar si las aberturas del marco de la puerta coinciden con los nuevos seguros, si no es así sera necesario generar los nuevos orificios con el uso de taladros y mechas especiales. Posteriormente se deberán colocar los protectores adecuados.

Una vez finalizado lo anterior se puede verificar el funcionamiento del pestillo para certificar su eficiencia. Sin embargo, este procedimiento solo ocurre cuando la nueva cerradura solo posee un seguro; pero cuando la misma esta diseñada con 3, 4 o hasta 5 pestillos se requerirá de la instalación de un nuevo marco.

La excepción del caso anterior generalmente implica la reposición de una nueva puerta; esto se debe a que el mecanismos que acciona los seguros desde el cilindro donde ingresa la llave, posee una cobertura dentro de todo el cuerpo de la misma.

Entonces, consecuentemente la tarea de instalar el mecanismo en una puerta antigua genera más esfuerzo que la reposición de la misma.