Prevención pasiva de incendios con pladur

La protección pasiva de incendios es el conjunto de medios, elementos y características físicas que debe tener una vivienda, nave o recinto a proteger, para evitar las pérdidas y daños producidos por el fuego, impidiendo que éste se propague y ponga en peligro la vida de las personas y la destrucción de bienes.

Es una parte esencial a tener en cuenta cuando se está realizando una construcción nueva ya sea de una nave industrial, edificio de oficinas o viviendas. También debemos prestar atención a este tema cuando realizamos cualquier tipo de reforma en locales comerciales, de ocio, casa particulares, etc ya que todos los lugares son susceptibles de sufrir un incendio independientemente de su uso o tamaño.

Mediante la protección pasiva de incendios se aporta seguridad a las personas y a los bienes, asegurando así el contenido y el continente de cualquier edificio. Diferentes normativas como son la CPI-96 RD:2267-2004, obligan a proteger las estructuras en los establecimientos industriales.

Las principales ventajas de la protección pasiva de incendios son su integración en el proceso de construcción. Además no lleva elementos móviles, ni va conectada a ningún tipo de instalación. Estas instalaciones son independientes, no tienen riesgo de mal funcionamiento y su mantenimiento es mínimo.

Existen distintos métodos para conseguir la protección pasiva de incendios, dependiendo del objetivo a proteger: protección de estructuras, sellado de penetraciones o compartimentación. Gracias a la placa de yeso laminado o pladur podemos poner en marcha muchas de estas protecciones.

Para asegurar el resultado más óptimo cuando se hace una instalación orientada a la protección pasiva de incendios es fundamental contar con una empresa profesional y con experiencia en este campo como puede ser Ceser: instaladores de placa de yeso laminado – pladur: http://www.instaladoresdeplacadeyeso.com/

Según la normativa vigente, la protección pasiva de incendios se encarga de garantizar el confinamiento y control de un incendio y facilitar la evacuación de los ocupantes. Por otro lado también garantiza la estabilidad del edificio y limita el desarrollo de un posible incendio.